Mi?rcoles, 16 de enero de 2008
Publicado por macmanzana @ 11:45
 | Enviar
-Mi funci?n es contradecir: que se ha sentado en el lado derecho del sof?, pues le digo que su sitio es el izquierdo. Si est? cenando guacamole, pues le advierto de lo mal que le va a sentar a su digesti?n. Si conduce tranquilo le digo que no llegaremos nunca.
-Osea, joder.
-Pues s?, pero no. Es educarlo.
-Ser? educarlo jodi?ndolo, entonces.
-Bueno, mira, no tengo ganas de discutir. T? me has preguntado para qu? me han contratado y yo te lo he dicho.
-Es que no logro entender para qu? sirve todo este acoso.
-Yo no lo s? ni me interesa. Es mi trabajo. Alguna finalidad tendr?, para algo servir?.
-Dios bendito, si tu funci?n fuera dar besos lo har?as igual...
-M?s o menos, pues eso lo iba a tener m?s dif?cil. Los pinches besos no son para mi. Blandenguer?as y tonter?as.
-Eres pues una gatillera, pero con talante.
-Eso es, s?, el pinche talante del que tanto me habla mi jefe.
-Joder, con tu jefe.
-Ahora lo tenemos castigado sin salir, ?sabes? S?lo se le permite ir a trabajar.
-?C?mo consiguen castigarlo sin salir, si ya es adulto?
-T? sabes, le digo que puede salir, pero cuando va a hacerlo le reprocho cosas ya pasadas. Es como citar a un toro para que se revuelva: Si lo hace est? en tus manos y si no, es el cobarde que no quiso parlamentar de nada.
-S? que es un pinche talante el de tu jefe y el tuyo, hija de la gran chingada.
-Sin ofender, que yo en nada le falt?.