Mi?rcoles, 16 de enero de 2008
Publicado por macmanzana @ 11:58
 | Enviar
Un perro siempre es un perro, por mucho que viva en El ?lamo. Al fin y al cabo, ?qu? puedo esperar de la vida? ?Alg?n alamito para el que el apetito no fue suficiente? Porque de malteadas nada, ni de brownies, por supuesto. Lo bueno se lo guardan ellos para ellos mismos.
Y si, adem?s, resulta que eres perra, entonces olv?date de todo. Tienes los problemas de las hormonas y ninguna ventaja a cambio. Yo he sufrido recientemente una operaci?n en la que me han extirpado un tumor maligno, vaya lo que viene siendo un c?ncer para los que no tememos a las palabras. Afortunadamente era de tipo uno y eso significa que es muy poco probable que haya hecho met?stasis. Luego, en la recuperaci?n de la operaci?n, un d?a not? que los puntos me tiraban mucho y... no pude resistir el escozor y me mordisque? la herida. Al veterinario no le gust? nada y decidi? ponerme una grapa en la herida. ?Una grapa! Como si fuera un pu?etero mont?n de folios. Pues dos semanas he tenido que llevarla clavada, hasta que, por fin, me la quitaron. ?Pod?is creer que en todo el mes largo que ha durado la recuperaci?n nadie ha venido a verme? (Adem?s de mis due?os, se entiende). Todas esas personas de la familia a las que yo saludo efusivamente cuando vienen a casa, a las que lamo en la cara si, con un poco de suerte, el salto me lo permite, todas ellas han pasado de m?. No han tenido una palabra de cari?o para esta perra alame?a, no me han tra?do unas flores con las que alegrarme. Nada. Un puto cero a la izquierda. As? es como me siento.
Y todo empez? por una limpieza de boca. Comprendo que ten?a una infecci?n muy grande y que necesitaba ese peque?o arreglo, pero, claro, una cosa lleva a la otra y, as?, el veterinario aprovech? (subrayo el aprovech?) el efecto de la anestesia para hacerme una exploraci?n de mamas que es algo que nunca le hab?a permitido. Y en la exploraci?n apareci? el bulto, y decidieron quitarlo, y lo mandaron a analizar, y me dieron la mala noticia.
Si es que todav?a no comprendo c?mo me dejaron mis due?os en manos de esos matasanos. Ahora tengo mi boca muy limpia, pero con cinco dientes menos y tambi?n una buena cicatriz entre mis tetas. Y, lo que es peor, el desenga?o de las personas que yo pensaba que me quer?an y a las que veo que no les importo mucho. Eso ha hecho por m? la veterinar?a.
Culpa de un aprovechado
lunes 10 de diciembre de 2007 los de ahora


2 comentarios
JAVIER
Uno puede estar mas o menos enfermo y ser capaz de valorar incluso si su enfermedad es mas grave o menos, pero hay un aspecto de las enfermedades que es pr?cticamente igual a todas, y es la necesidad de constatar de alg?n modo que hay otros seres que se ven afectados por tu estado y que sienten realmente que no te encuentres bien, no creo que sea egocentrismo ni siquiera ego?smo, es pura y llanamente una necesidad.

Cuando no ocurre, ?sea cuando crees que no se acuerdan de ti o al menos no te demuestran su preocupaci?n, entonces la enfermedad se puede convertir en algo mas dif?cil de llevar, obvio, e incluso empeorar si le das muchas vueltas al coco y comienzas a sentirte triste y estos sentimientos llegan a debilitarte tambi?n f?sicamente.

Recuerdo que en una ocasion alguien dijo que las hormonas que ponen a los animales, los que nos comemos, pod?an producir en sus consumidores cierto grado de depresi?n. Sin llevar mas lejos esta idea por no tener ni la mas remota idea de si puede ser cierta o no, recuerdo que me sent? realmente ofendido por aquella posibilidad, osea que yo podia estar triste y sintiendome mal porque algun ganadero gilipollas se lucraba pinchando a una pobre vaca para que engordara, y este parrafo me lleva al tercero de los s?ntomas, ademas del propio de la enfermedad y la tristeza porque no han ido a visitarte, y este es el de la decepci?n por los dem?s.

Una vez que nos recuperamos dejamos atr?s el dolor f?sico y la preocupaci?n, incluso seguro que dejamos atr?s la tristeza real que sentimos en aquellos momentos dif?ciles, pero este tercer s?ntoma ser? muy dif?cil de curar y en algunas ocasiones imposible, voluntaria o involuntariamente.

A mi me han dolido las muelas todo este fin de semana, y me tenia que meter debajo de la almohada para no escuchar tanta preocupaci?n y tanto inter?s en si me encontraba mejor o si se me iba pasando el dolor, mas que nada porque con este tipo de padecimientos no quieres nada mas que se terminen y te molesta hasta que te mimen, pero puedo asegurar que los primeros segundos cada vez que el dolor aliviaba eran instant?neamente ocupados en plena dedicaci?n a los momentos de afecto recibidos y poco o nada agradecidos durante las fases de dolor.

Siento mucho que te hayas encontrado mal, y me alegro en igual cantidad de que te hayas recuperado y tengas fuerzas para criticar lo que te ha sucedido, piensa que nos educan para cuantificar todo en un mundo en el que todo parece que escasea menos la mala leche.

As? que a veces, y sin querer, obviamos que el cari?o y el afecto son tan infinitos como queramos que sean y no debemos considerarlos escasos de forma que nos cueste tanto entregarlos, claro que estas palabras no creo que te vayan a consolar porque en definitiva tienes toda la raz?n al quejarte.

Pero d?jame darte un consejo que probablemente habr?s pensado ya, la pr?xima vez que les veas, a esos que no han ido a visitarte, rec?beles con tu mejor y mas efusivo saludo, coge carrerilla para dar tu mejor salto ol?mpico para llegar a sus rostros donde soltarles el mas cari?oso lametazo del que seas capaz, con cuidado de no caerte claro no vayamos a empeorar tu estado.

Veras como en ese momento hasta los que no han sido conscientes de su falta lamentan haberla cometido...y con un poco de suerte cae un buen trozo de browny, y que importa si ha sido para enjuagar alguna conciencia, los brownis estan buenisimos!!!
Sunday, December 16, 2007 - 08:46 PM
MACMANZANA
Gracias, Javier, por tus recomendaciones, que tendr? en cuenta.
La vida de los perros sigue siendo una vida de segunda categor?a.
Un abrazo.
Thursday, December 20, 2007 - 01:24 PM