Martes, 19 de diciembre de 2006
Publicado por macfusion @ 19:20
Comentarios (1)  | Enviar
Miro hacia la ventana del fuerte y veo el campo y la hierba y la arena y me imagino cabalgando un camello que habla.
-?Acaso se rie de mi joroba, se?or Beno?
-Me rio de que estoy solo, camello malparido.
El camello babea y de su boca salen ojos de rodaballo.
-?Jes?s, Mar?a y Jos?! ?Tengo el est?mago revuelto!
-Y ahora que lo pienso ?reflexiono?: ?T? no tienes dos jorobas?
-Yo tengo las jorobas que usted quiera, mi querido y distinguido amo.
Meto la mano en la boca del camello y no me muerde pero juguetea con la lengua entre mis dedos. Saco una bola gelatinosa.
-Mira que eres cerdo.
-Ojal?, mi amo, as? podr?a darle jam?n y cachucha de merienda y no me tocar?a tanto las pelotas.
-Buen baquete te has dado. ?De d?nde han salido estos ojos?
-Los ten?a almacenados en mi joroba para verme por dentro. Retengo l?quidos, ?sabe?
-?No meas?
-Poco, pero cuando meo no me ando con chiquitas.
Seguimos caminando y el sol abrasa mi cara y mis manos. Meto el ojo de rodaballo en la boca y lo paso de un lado a otro, con la lengua, como si fuese un caramelo de eucalipto.
-Pues s? que pega el sol esta noche.
-Es la luna, mi amo ?dice el camello.
-Es lo mismo. Tengo un calor de mil demonios.
Me trago el ojo entero con dificultad, pero sin atragantarme.
-?Co?o! Me veo el es?fago.
-Pronto ver? m?s cosas, se?or Beno. En unos minutos podr? observar el milagro de la digesti?n.
-Me aso, te juro que me aso con esta luna tan redonda.
-Es cuarto creciente.
-Eso he dicho. Me apunta con el pico de abajo y es como un rayo de sol.
-Ande, se?or Beno, no se apure. M?tase dentro de m?. Esta noche me veo fresco por dentro gracias a los ojillos de un buitre leonado.
-?Por d?nde, por la boca?
-?Por la boca muere el pez, no recuerda? Mejor h?galo por detr?s.
Introduzco mi cuerpo por el culo del camello con sorprendente facilidad y, dentro del sue?o, en un lugar fresco y oscuro como la noche, me duermo profundamente.
Me despierto al amanecer, solo, y veo a trav?s de la ventana del fuerte c?mo el sol se pone y comienza a oscurecer.
En el sue?o sigo dormido. Los ojos del buitre no se apartan de m?. El maldito camello me est? vigilando.
Comentarios
Publicado por soldado
Mi?rcoles, 20 de diciembre de 2006 | 23:48
Jajjjajjjaja! Qu? buen espejismo, Beno. Digno de los "Grou?idos en el desierto" de Groucho. Sigue so?ando desde el amanecer hasta que vuelva a salir el sol. La maga.